Saltar al contenido

Ammonites gigantes

Pouzosia (Anapuzosia) sp? del Albiense superior

Tenemos que reconocer que al ser humano nos atrae lo grande y eso explicar√≠a en parte, la fascinaci√≥n que sentimos por los dinosaurios. Cuando o√≠mos esa palabra, a la mente nos vienen las im√°genes de Tiranosaurios, Diplodocus y Triceratops, cuando la realidad es que hubo toda una radiaci√≥n de formas y tama√Īos, y los que hemos mencionado simplemente fueron los que estaban en la c√ļspide de los ecosistemas, los m√°s grandes, fuertes o tit√°nicos.

Así fue como una noche que deambulaba sin rumbo fijo por la WEB acabé interesándome por los ammonites gigantes, es decir, los colosos hallados hasta la fecha.

¬ŅCu√°les son los ammonites m√°s grandes descubiertos?

Antes de profundizar en esto me gustaría dar unas pinceladas sobre lo que se sabe sobre los ammonites gigantes.

La aparición de formas gigantes de ammonites aunque infrecuente, está bien documentada. Cuando se trata de individuos aislados dentro de una población, se interpreta como el resultado de una alteración patológica de las gónadas que provoca la esterilidad del individuo y su retraso en la maduración sexual, lo que provocaba que se alargara su etapa de crecimiento.

Pero cuando el gigantismo afecta al grueso de una población se piensa que estos organismos tenían una mayor esperanza de vida y una maduración más tardía por motivos genéticos. Diversos autores (Hallam, 1981; McNamara, 2001) han sugerido que, en los periodos de grandes ascensos del nivel del mar, los mares que rodeaban a los continentes serían más extensos, las condiciones ambientales más estables y con mayor producción de plancton, y se darían las condiciones favorables para que criaturas que normalmente vivían a grandes profundidades encontraran un hábitat favorable en las zonas externas de la plataforma continental.

Precisamente a finales del Albiense ocurrió un máximo del nivel marino a nivel mundial y de las Cordilleras Béticas nos han llegado este ejemplo del que he sido testigo:

Grandes Ammonites del Albiense superior de las Cordilleras Béticas

Hemos podido observar que en el seno de la Zona Inflatum aparece una poblaci√≥n de ammonites de gran tama√Īo. Probablemente se trata de individuos del g√©nero Puzosia que podemos describir as√≠:

Sección de Puzosia sp del albiense inferior de las Cordilleras Béticas

‚ÄúFormas evolutas de secci√≥n ovalada m√°s ancha en la mitad inferior. En vueltas internas se desarrolla una ornamentaci√≥n formada por costillas radiales finas y bastante espaciadas unas de otras, que nacer√≠an en el borde umbilical. No se aprecian costillas secundarias intercaladas.”

 

Foto 1. Sección a la altura del fragmocono (parte tabicada de la concha). Se puede observar que es elíptica con la parte inferior más hinchada que la superior.

 

Posible Puzosia (Anapuzosia) sp de las Cordilleras Béticas

Detalles ornamentales de posible Anapuzosia sp

Foto 2. Una posible Puzosia sp de las Cordilleras Béticas. Se observa que tienen una parte tabicada (el fragmocono) y a continuación le sigue la cámara habitación que es la zona diáfana que ocupaba el cuerpo blando del animal. La concha está incompleta, pues le falta parte de la abertura, pero los restos conservados tienen sus buenos 67 cm de diámetro. 

La c√°mara habitaci√≥n deb√≠a ocupar al menos tres cuartos de vuelta y muestra unas costillas suaves, anchas y redondeadas, y tambi√©n bastante espaciadas. Son radiales y est√°n poco marcadas. Una cosa curiosa es que en la parte alta del flanco dan lugar a un tub√©rculo grande y redondeado. Debido a que su m√°ximo desarrollo se produce justo en la parte opuesta de la abertura nos hace sospechar que pudieron tener alguna misi√≥n defensiva, es decir, pudieron ser la base de espinas o simplemente ser un refuerzo de la concha en el punto m√°s vulnerable (v√©ase la foto 2 derecha). En el resto de la c√°mara habitaci√≥n, los tub√©rculos se aten√ļan y llegan a desaparecer.

Tama√Īo: 67 cm, pero est√° incompleto. Se aprecia que le faltan unos 45¬ļ.

Para saber más del tipo de depredación que sufrían los ammonites consulta esta entrada.

¬ŅQu√© m√°s se ha encontrado fuera de Espa√Īa? Hagamos un repaso de lo que hay publicado:

Grandes Ammonites de Madagascar

La región de Tulear en Madagascar es mundialmente famosa por la cantidad y calidad de sus ammonites. Uno de los más grandes que he visto es este ejemplar que aparecía en una famosa casa de subastas. El ejemplar medía 53 cm de diámetro.

Kranaosphinctes sp de Tulear (Madagascar)

 

 

Foto 3. Kranaosphinctes sp. Es un g√©nero de la familia Perisphinctidae del Jur√°sico superior. Tama√Īo: 53 cm.

 

 

 

Ammonites colosales en Norte América

Placenticeras es un género de ammonites que vivieron a finales del Cretácico. Posee una concha discoidal comprimida e involuta que le confiere características óptimas para la natación, por lo que se piensa que eran ágiles criaturas carnívoras. Este género de ammonites alcanzó un gran desarrollo en Norte América, cuya zona central estaba ocupada por un gran mar interior durante el periodo Cretácico. Los mayores ejemplares encontrados superan el metro de diámetro.

Placenticeras sp (NorteAmerica).

 

Foto 4. Placenticeras sp. procedente de Norte América. El ejemplar de la foto se exhibe en el Museo de Historia Natural de Hungría. Fotografía cortesía de Fözy, István (https://www.europeana.eu/portal/record/2023901/NatEu_HNHM_Exhibition_HNHM_PAL_Placenticeras_jpg.html)

 

Ammonites gigantes en Bulgaria

Parapuzosia en un género de ammonites del Cretácico superior que ha registrado los ejemplares más grandes descubiertos hasta hoy en día. En el Museo Nacional de Historia Natural de Sofía se exhibe este ejemplar con sus nada despreciables 1.44 metros de diámetro.

Pusozia sp de Bulgaria

 

Foto 5. Este es el ammonite más grande hallado en Bulgaria (1.44 metros). Fue encontrado en 1932 cerca de la población de Shumen. Foto: Vassto, tomada de https://commons.wikimedia.org/wiki/File:The_Biggest_Ammonite_Found_in_Bulgaria_National_Museum_of_Natural_History_Sofia.JPG, consulta del 16 de marzo de 2020.

 

Ammonites gigantes en Alemania

Pero el mayor de todos los ammonites hallado hasta la fecha es otra Parapuzosia de finales del Cret√°cico. Mide 1,74 metros, pero le falta una parte de la c√°mara habitaci√≥n. Su descubridor, Hermann Landois, lo reconstruy√≥ asumiendo que esta ocupaba solo ¬ľ de la √ļltima vuelta, pero hoy en d√≠a se sabe que el tama√Īo de las c√°maras habitaci√≥n de los ammonites var√≠an entre media vuelta y una vuelta completa. De esta forma, estimaciones m√°s recientes le asignan un tama√Īo de ¬ĺ de vuelta (Teichert & Kummel, 1960), con lo que podr√≠a haber alcanzado hasta los 3.5 metros.

Parapuzosia seppenradensis tal como fue presentada por Hermann Landois

 

Foto 6. Foto original incluida en la descripci√≥n que realiz√≥ el autor en 1895 y que muestra la estimaci√≥n del tama√Īo total que realiz√≥. Landois calculo que la c√°mara habitaci√≥n deb√≠a ocupar 1/4 de la √ļltima vuelta, pero hoy en d√≠a se sabe que lo normal es que esta ocupa entre media vuelta y una completa, por lo que se estima que en realidad pudo alcanzar un tama√Īo comprendido entre los 2.5 a 3.5 metros.

 

 

 

Molde a tama√Īo natural de Parapuzosia seppenradensis

Foto 7. Este ejemplar de Parapuzosia seppenradensis (Landois 1895) es el ammonite m√°s grande del mundo hallado hasta la fecha. Est√° incompleto y mide 1,74 metros . La foto muestra una reproducci√≥n a tama√Īo natural cortes√≠a de TFH Georg Agricola, Bochum, Alemania. El original est√° depositado en Museo de Historia Natural de LWL en M√ľnster, Alemania.