3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Que curioso, no me habia fijado en ello, en los ejemplares “adultos” es evidente pero en los juveniles no tenía ni idea.
    Voy a revisar mi colección a ver si veo alguno-
    Un saludo Pablo.